San Juan, la noche del fuego

Fiesta San Juan Roses Costa Brava

La noche del fuego, e incluso, la noche de las brujas. Diferentes nombres para una misma noche, una misma fiesta… Si en alguna cosa parece estar todo el mundo de acuerdo con respecto a la Fiesta de San Juan es en la magia que se respira en pueblos y ciudades de Catalunya esa noche, la del 23 de junio, alrededor del fuego. Una calidez que hermana a pequeños y mayores en torno a esta fiesta de origen pagano que despide la primavera para dar la bienvenida al verano.

El fuego purificador que todo lo cura en la noche más corta del año. Música y petardos de todos los colores y medidas convergen en una festividad que colma de alegría y diversión las calles y plazas hasta bien entrada la madrugada.El protagonista son las decenas de hogueras que, según la tradición, deben ser encendidas con la Flama del Canigó; la llama que numerosos portadores bajan desde la cima de la montaña del Canigó para llevarla a más de 350 municipios como un claro símbolo de la unidad de la cultura catalana.

Esta tradición, inspirada en un poema épico de Jacint Verdaguer, también colma de luz y color las playas y calles a lo largo de la Costa Brava.

Uno de los lugares donde la noche de San Juan se vive con más pasión y entusiasmo, es en Palamós, que celebra su Fiesta Mayor. Se ha organizado una verbena tradicional, con la esperada hoguera y una cena popular, así como conciertos y, por primera vez en los últimos años, un espectáculo de circo, una gincana nocturna y una exhibición castellera.

Otro de los grandes municipios que celebran por todo lo alto la verbena de San Juan y, que si tienes la ocasión, no deberías perderte, es Roses, con su espectáculo más esperado, los tradicionales fuegos artificiales. Seguidos por miles de personas a pie de playa o en las numerosas terrazas del paseo marítimo, se ha convertido en los últimos años en una cita ineludible tanto para vecinos del municipio como para turistas que no quieren perderse este impresionante show, ideal para disfrutar y compartir en familia o con amigos.

Fiesta San Juan Roses Costa Brava

Girona y Figueres también se han convertido en los últimos años en punto de encuentro de grandes y pequeños gracias a la tradicional llegada de la Flama del Canigó, los ‘cercaviles’ (corre-calles) y los esperados conciertos de música para todos los públicos.

Pero si lo que quieres es algún plan algo más tranquilo, hay muchas opciones que se alejan de la típica celebración que tiene lugar en la mayoría de los pueblos, de la coca y los petardos, del fuego y los bailes. Siempre nos queda la opción de vivir esta noche mágica en lugares de la belleza del Far de Sant Sebastià, en Llafranc, o hasta perdernos por cualquier rincón del Cap de Creus para contemplar la majestuosidad de la salida del sol. Un buen lugar puede ser el magnífico monasterio benedictino de Sant Pere de Rodes, situado en lo alto de la sierra de Rodes y desde donde se obtienen unas vistas extraordinarias de Port de la Selva, hermosa y animada población que bien merece una visita.

Lo que queda claro es que lo difícil, en una noche como ésta, va a ser decidirse por qué plan elegir. Un simple paseo por las calles de cualquier pueblo de la Costa Brava, nos llevará a una de las fiestas más esperadas de la temporada.

Coca y cava, música y danza… pero sobretodo el fuego (hogueras, correfocs, petardos y espectáculos de pirotecnia), serán el mejor compañero de fatigas en la noche más corta del año. Hay que aprovecharla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*